“Black Hat” Vs “White Hat”: SEO bueno / SEO malo

BlackHat vs WhiteHatSiempre ha habido quien consigue el éxito a base de esfuerzo personal, siguiendo las normas establecidas y con una larga curva de aprendizaje y ejercicio. Pero también están los que toman atajos que se salen del “fair play” de los anteriores y tratan de conseguir el éxito rápidamente. Es cierto que el éxito de estos últimos suele ser fugaz, pero no es menos cierto que la inmediatez de resultados ha sido la tentación con la que juega ese “lado oscuro”.

Cuando nos referimos al posicionamiento de páginas web estos términos se refieren a dos estrategias distintas para alcanzar un buen posicionamiento.

Estos términos, en realidad se empezaron a utilizar para referirse a distintos perfiles de hacker informáticos. Así, por una parte, los “white hat” eran aquellos que se dedicaban a proteger y mantener seguros los sitemas informáticos. Por otra parte, los hackers “black hat” eran los que se trataban de vulnerar y destruir o robar en estos sistemas.

Volviendo al entorno de posicionamiento web, que es el que nos ocupa, podríamos definir el SEO WHITE HAT como el que realiza, por ejemplo, las siguientes prácticas:

1) Genera contenido de calidad: Se preocupa por ofrecer un valor añadido en la calidad de sus contenidos y mantener esta calidad en el tiempo.
2) El contenido es original: Aunque casi siempre se realicen trabajos de documentación, el contenido de un White Hat procesa esta información, le aporta un nuevo valor añadido y elabora un resultado final distinto y original.
3) Hace un uso correcto de las metaetiquetas: adaptándolas a su contenido y orientando a los motores de búsqueda sobre el mismo.
4) Normalmente se involucran en actualizar el contenido y participar en comunidades de su sector o entorno.
5) Mantienen y cuidan su imagen corporativa online.

Pero a menudo, las intenciones de un SEO son el posicionamiento rápido a costa de casi lo que sea. Así, un BLACK HAT SEO suele comportarse de la siguiente forma:

1) Copia contenido de otras webs: normalmente sin ni siquiera citar la fuente y casi siempre sin preocuparse demasiado por la calidad y veracidad de los contenidos copiados.
2) No les preocupa en absoluto la calidad del sitio. Lo que importa es el posicionamiento, por lo que mientras el contenido hace que aparezca más arriba en las búsquedas de las palabras clave objetivo será válido.
3) Hace un uso abusivo de las metaetiquetas: con prácticas como repetir varias veces la misma palabra clave para conseguir un mejor posicionamiento.
4) Generar enlaces externos de manera “fraudulenta”: utilizando o generando granjas de enlaces.
5) No cuidan la reputación de la marca: Los que buscan estos resultados rápidos no suelen formar parte de la organización a la que representan. Por ejemplo un SEO al que se contrata para conseguir posicionar bien la página de una empresa en poco tiempo.Por lo tanto importan resultados a corto plazo, no la reputación a medio/largo plazo.

Muchas de estas malas prácticas ya están penalizadas en el posicionamiento en Google y en la mayoría de buscadores. Pero lamentablemente cada día aparecen nuevas técnicas para intentar ‘engañar’ y mejorar el posicionamiento rápidamente.

No es difícil seguir las técnicas de un Black Hat, pero los resultados no se mantendrán nunca en el largo plazo… ni siquiera en el medio plazo. Por lo tanto, no creo que tenga mucho sentido pretender ser “flor de un día”.

Cuando se trata de una web profesional, de negocios o corporativa, o al menos si cuando no se trata de un capricho de algo muy puntual en el tiempo o de conseguir ‘un minuto de fama’. Salvo en esos casos, la lógica hace pensar que querremos tener un liderazgo mantenido en el tiempo. Ya lo dije en otro post en el que hablaba de page rank, pero esto se consigue con constancia, esfuerzo y sobre todo con CONTENIDOS.

Artículos Relaccionados:

About The Author

Related Posts